jueves, 31 de mayo de 2007

Auka no es para Hack, Cast & Slash

Ciertamente Auka es un sistema y un setting para jugadores que han madurado y no quieren andar por ahí sacando hechizos a diestra y siniestra, "bajándose" a todo el mundo... o para jugadores que quieran evolucionar hacia un tipo de roleplay más dramático y menos extraordinario.
¿Por qué lo digo? Porque es en cierta forma como Mage "The Ascension". Mientras más poderoso el hechizo, más peligros acarrea.
Así que si queremos que nuestro personaje salga gritando "Por Gaiaaaaa!" estilo los muntchkins de Werewolf The Apocalypse, tiene que ser por una buena razón, estar muy dispuesto a morir (pues será muy probable que esto ocurra), y además hacerlo con mucha experiencia (en los skills apropiados) y con apoyo de "los espíritus". En otras palabras, no será cosa de todos los días, ni de todos los meses, este tipo de heroísmos kamikaze.
Así que... señores: Sistema prohibido para jugadores Hack&Slash!
Si eso es lo que tenemos ganas de jugar (es válido!) quedémonos jugando D&D, Exalted o Werewolf!.
Los que hasta ahora hayan participado sólo en juegos de ese estilo, podrían jugar en este setting para calmar sus ánimos y jugar personajes con recursos y capacidades limitadas.
En especial, manipular energías mágicas es arriesgado, ya que este poder viene gran responsabilidad! como diría nuestro amigo Parker... ;D
¿Por qué lo estoy haciendo así? porque me ha empezado a fastidiar la idea de que la magia sea simplemente una cosa de coser y cantar. Gandalf lo pensaba mucho antes de resolver un asunto con magia! y estamos hablando de GANDALF!!!!!!!
Creo que el mundo de los Juegos de Rol fantásticos está sobrepoblado de sistemas donde la magia es el instrumento para salvar todo escoyo, por que es facil hacerla.
Unos tienen que lidiar con pactos, y cada "spellcasting" debe evaluarse en función de esos pactos. Otros tienen que rogar un milagro "in situ", vaya usted a saber si se lo conceden o no! Otros tienen poderes, pero no saben para qué se los dieron, pero evidentemente no es para que los usen como les da la gana. Otros tienen que permanentemente alimentar una amistad y camaradería con los espíritus salvajes que no creen en pactos, ni toman "bandos" respecto a Luna y Sol. No hay libertad para el ejercicio de la magia, sino una sociedad plagada de superstición.
La magia no está fácil. Y lo no mágico está tan difícil como se supone que lo era en el oscurantismo. Viajar de un poblado a otro, sólo, es tarea arriesgada. No hay tienditas para "comprar espadas y pociones de curación". Llegar a un lugar y encontrar gente común, con espadas a la vista, en seguida significa desconfianza, y que alguien avise al Barón, Duque, o Señor Feudal que corresponda.
Son tiempos difíciles en Auka.